miércoles, 3 de diciembre de 2008

Mujeres directivas, ¿una realidad?

"La última década ha supuesto un gran cambio en el entorno empresarial en relación a la mujer directiva y sus posibilidades de plena integración en la empresa española. Sin embargo, las cifras siguen demostrando una gran diferencia cuantitativa, tanto en los consejos de dirección como en los primeros órganos de gobierno de las empresas". Son las palabras del presidente de Vocento, Diego del Alcázar, que ha analizado el papel de la mujer en el ámbito profesional en el II Encuentro Temático Red Lidera, organizado por la Fundación Rafael del Pino. Un acto que contó con la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y destacados representantes del mundo empresarial.


¿El problema del difícil acceso a los puestos directivos para la mujer? Del Alcázar dio algunas claves: "existen importantes inhibidores internos que dificultan el avance de la mujer y que sólo un cambio de cultura y perspectiva podrá resolver". Esperanza Aguirre secundó la propuesta: "necesitamos igualdad de oportunidades, queda mucho camino por recorrer". La presidenta regional aseguró que sigue siendo muy reducida la presencia de mujeres en los altos cargos de dirección. Y como muestra, un botón: sólo 25 de los 550 altos directivos de las empresas españolas del IBEX son mujeres; esto es, menos del cinco%. En cuanto a las empresas en general, este porcentaje se eleva al 23%. «El talento de las mujeres, es decir del 52% de la población española, no puede desaprovecharse. El talento de la generación de mujeres mejor preparadas de la historia no está donde debe estar», concluyó.

En todo esto, los medios tienen una gran responsabilidad. Y así lo afirmó Del Alcázar, quien hizo hincapié en que "hay que considerar natural y enriquecedora la incorporación de los mejores talentos masculinos y femeninos, con el acento puesto en la normalidad y en la habitualidad, a todas las tareas de responsabilidad. Como de hecho se siente la igualdad en nuestra sociedad. Creo que ese papel es lo que nos corresponde como medios y ejercerlo así nos mejorará a todos".

Lucía

4 comentarios:

Cecilia dijo...

Es cierto que hace falta un avance en la cultura para que, por fin, las mujeres alcancen los puestos que se merecen. ¿Son las cuotas la solución? ¿una mayor flexibilidad laboral? Hay que seguir en el camino. Avancen por esa línea, que es muy interesante.

Gracias!

Anónimo dijo...

Creo que esta sociedad tiene cada vez más clara la necesidad de la cociliación, pero no será real hasta que las empresas realmente flexibilicen sus horarios, y eso en última instancia depende de los "jefes" que las dirigen...Si ellos se van los últimos de la empresa (a altas horas) los empleados tiene remordimientos de irse cuando les corresponde, y así seguiremos....Tema a solucionar desde los directivos.
Sandra

Lucia dijo...

Totalmente de acuerdo, Sandra. Hay que erradicar la cultura de "fichar". ¿por qué cumplir estrictamente las 8 horas, cuando hay poco o nada que hacer, y en cambio, cuando el trabajo ahoga, quedarse hasta el alba? Horarios según rendimiento, productividad. Habría que revisar nuestro sistema laboral, que está obsoleto y no responde a la realidad.

El camino es largo!

Anónimo dijo...

En efecto, Lucía. ¿Será que algunos directivos no tienen nada mejor que hacer en sus hogares y así llenan su tiempo?
O quizás es que se terminan quedando sin hogares por el trabajo... Triste paradoja que para terminar con ella habrá que cortar por alguna parte digo yo...
Sandra