domingo, 18 de enero de 2009

El destape de Soraya

Mala cosa es que el tema de la política nacional sea el posado de una mujer en un cargo público. Y es precisamente lo que ha conseguido Soraya Sáenz de Santamaría con su entrevista exclusiva para el magazine de El Mundo. Resulta inevitable que todos estemos hablando sobre su pose a lo femme fatale, con un traje firmado por Rosa Clará, exhibiendo pernera y mueca de celebrity en exclusiva para el Hola.

Las críticas no se han hecho esperar y ella se defiende cual gato panza arriba: “La entrevista que yo he hecho es personal, para mostrar aspectos desconocidos de mi persona”. Razón no le falta, pues en el texto se nos revela una Soraya cercana que habla sobre su vida familiar en una entrevista firmada por Nieves Herrero. Y además, se despacha sobre su visión de la vida femenina y el machismo de los hombres: "A las mujeres en edad fértil se nos mira como sospechosas. Piensan que cuando te embarazas vas a dejar de rendir. Ellos, en cambio, pueden tener hijos y las mismas responsabilidades".

Ahí se encierra la contradicción de Soraya, que se queja del trato que recibe la mujer en la sociedad y reivindica su condición femenina, pero lo hace mirándonos con una carita de cordero degollado más propia del papel cuché que de una jefa del Grupo Parlamentario que aspira a ganar las próximas elecciones. Al verla así, a una le da la sensación de que a Soraya, más que una mujer respetada por sus logros profesionales, lo que le apetece es verse glamurosa y deseable.


Como mujer que ostenta un cargo público importante, Soraya, con su posado, no ha sabido estar. Ha utilizado su condición de mujer para vender lo que no es, consiguiendo desviar la atención de lo importante: el paro, una crisis acuciante, una situación insostenible en Oriente medio… Mientras las cifras de parados crecen sin parar y el presidente del Gobierno no ofrece soluciones, aquí, a lo que estamos, es al posado de esta chica, que ha sido dos veces portada de El Mundo y aún dará mucho más que hablar.


Soy una firme defensora de que lo femenino no está reñido con tener un puesto de responsabilidad. Pero los límites pueden ser peligrosos, y con estas fotos, Soraya ha rayado en la superficialidad.


Y vosotr@s... ¿qué opináis?


Lucía

14 comentarios:

Lumi dijo...

Buf, esta chiquita es tonta. Qué quiere vender? que a pesar de ser de derechas es super fresca y moderna? los del PP siempre con ese complejo, y la Soraya, muy Narcisa. Lo malo es que las fotos le saldrán caras. Al tiempo!

Rafa dijo...

"Somos libres", al menos eso es lo que reza la inscripción situada junto al logotipo de la cope. No creo que Soraya esté destapada, ni que una sesión de fotos vaya a cambiar la situación nacional. Me alegra saber que Soraya se siente mujer, se siente guapa, y se siente sin complejos, con ganas de mostrarse tan libre como la cope.

enquepensamoslasmujeres dijo...

Rafa,

Somos libres, sí. Pero la libertad implica responsabilidad, y nuestras elecciones encierran consecuencias. No está destapada, también tienes razón, pero admite que no es una foto al uso y que tiene tintes bastante provocativos. Te pregunto, ¿crees que para demostrar que una se siente mujer tiene que hacerlo posando como si fuera una modelo? ¿no crees que le resta credibilidad? ¿Por qué en los hombres no se dan este tipo de situaciones? ¿Te imaginas a Rubalcaba hablando sobre su vida privada posando en gayumbos?

Son solo algunas preguntas que se me ocurren...

Rafa dijo...

Quisiera añadir otro comentario a lo que dije anteriormente. Este es el primer artículo del blog con el que discrepo ideológicamente. Esto no quita que sea un fan absoluto de lo que yo considero, el mejor blog de la WEB.

Lumi dijo...

Rafa,

No seas pelota

Rafa dijo...

Me pregunto; ¿Está Soraya en gayumbos? ¿Es una sesión fotográfica un mal uso de su responsabilidad personal o política? ¿Quiénes somos para juzgar el empeño y esfuerzo que pueda estar haciendo esta Señora? ¿No podríamos apelar al supuesto de buena fe? ¿Es provocativa la foto? Y si es así, ¿Por qué esta repetida en la cabecera del artículo del blog? Entiendo la objeción a la imagen superflua que pueda estar dando. Pero no quisiera criticar sin antes responder a esta última pregunta; ¿Dónde empieza y dónde acaba la vida privada de los políticos? INSISTO: EL BLOG ES ESTUPENDO!!!!!

Ana dijo...

Pero es que encima...Soraya, todas sabemos que la foto está retocada!

enquepensamoslasmujeres dijo...

Rafa,

No pretendo convencerte de nada. Tú tienes una opinión, que yo respeto. La mía es que la decisión de Soraya sobre el posado es errónea, no entro a juzgar su esfuerzo ni trabajo (vuélvete a leer el post y compruébalo). La foto, a mi parecer, tiene tintes provocativos. Es cierto que no sale desnuda, pero su pose denota una sensualidad a mi juicio impropia de un político (mujer o no) que ostenta un cargo de peso.

No estoy de acuerdo, ya lo digo en el artículo, en que una mujer, por el hecho de serlo, se venda como tal en una foto. Dices que te alegra saber que Soraya se siente mujer, y es una frase que me hace gracia. ¿Acaso hace falta demostrar que una se siente como tal? ¿cuándo se ha visto que un político utilice su condición hombre para demostrar que se siente muy macho?

Su actitud, a mi juicio (que no tiene por qué ser el verdadero), denota cierta frivolidad. Y aunque la intención fuera buena, algo que no dudo, creo que había otras buenísimas opciones para hacer una foto sin necesidad de hacer de lo que no es. Porque, sea provocativa o no, ¿dirías sin conocerla que esa mujer que posa es una actriz promocionando su película o la jefa del grupo parlamentario del PP?

Haya hecho bien o no, el caso es que aquí estamos tú y yo debatiendo sobre una foto superficial pudiendo estar hablando sobre una entrevista interesante en la que podría haber dado soluciones a la situación actual.

Soraya ha perdido una gran oportunidad de ejercer como lo que es, política de la oposición, y se ha convertido en carnaza de medios y periodistas que lo único que estamos haciendo es hablar sobre su foto.

Por muy buena que fuera su intención, Rafa, lo que ha conseguido es ser el tema estrella del programa La Noria. Olé por ella.

Maria dijo...

A mi no me parece mal que salga en la foto con una actitud más sensual. Si hubiera salido con un traje de chaqueta azul marino y el pelo perfecto habría sido una más, de esta manera he visto una mujer menos artificial.
Estoy cansada de la imagen perfecta. Además, pienso que han elegido una foto bastante fina.

Pero bueno, es una humilde opinión basada en lo que habéis escrito en el blog, ya que no he leido el artículo ni visto el resto de las fotos.

Bea dijo...

Pues a mi fina no me parece. Creo que se pasa de hortera y me da un poco de vergüenza ajena. Suscribo la tesis del post totalmente. Si era una entrevista personal, ¿por qué no una foto en su casa, en actitud relajada? es sólo un ejemplo. Pero eso, no pega. Y encima, ni siquiera sale guapa.

Charo dijo...

Se ha puesto interesante el debate...
Suscribo totalmente los comentarios de Lucía: a mí me dá verguenza ajena que se preste a hacer algo similar a lo que hizo el PSOE con las suyas en VOGUE.. Pienso que no pega nada hacerse ese reportaje para mostrar su lado humano, femenino, etc. Me parece una horterada y desde luego no me ha aportado ni un pelo más de lo que ya sabía de ella hasta el momento. Bueno si: ha bajado puntos en el ranking de donde la tenía hasta el momento...

Carmen dijo...

Lo que peor parado sale en las fotos es la COHERENCIA de la querida Soraya de Rajoy.

Hoy he descubierto el Blog y creo que es muy interesante.

un abrazo

Rocío dijo...

Coherencia cero para Sorayita! Y además... no os duele el pie solo de ver su posición tan artificial?

Fuera de bromas, estoy de acuerdo que no es la imagen más idonea...

Anónimo dijo...

Pues yo opino muy mal. ¿Qué voy a opinar? Tanto luchar por la igualdad de la mujer y somos las mujeres las que más nos desacreditamos a nosotras mismas. Nosotras somos nuestras peores enemigas. Nos ponen un foco y a exhibirnos en la peor tradición machista.

Ha habido siempre políticos varones y no han exhibido su físico. Y eso que Suárez, González y ZP eran guapetones en su tiempo. Obama podría salir en el Playgirl en tanga y no desmejoraría, pues tiene buen cuerpo a pesar de su edad.

Es entrar las mujeres a la política y ¡hala! a exhibirse tocan. Las socialistas en Vogue, la Soraya con un vestido sensual. Eso no es serio.

Tanta lucha para que la mujer sea considerada más que una cara bonita y un cuerpo deseable para acabar así. Y encima con el PP, que parecía el único partido serio que quedaba.

Yo a Soraya le diría que, si quiere hacer de modelo, haga una carrera profesional para ello, como cualquier hija de vecina. Que no se aproveche de ser la representante del segundo partido español para exhibirse de forma narcisista, avergonzando a los simpatizantes (una ya no sabe qué decir a los sociatas que se mofan del tema en el trabajo, que se vengan de cuando les hablé de lo de Vogue).