miércoles, 28 de enero de 2009

Una pregunta incómoda


Desde que vi el programa "Tengo una pregunta para usted", o lo que parecía un versión desastrosa de “La máquina de la verdad”, no puedo olvidar la incoherencia del presidente del Gobierno, al contestar a Izaskun Buelta Serrano, una joven con síndrome de Down.

Izaskun: ¿Se va a ampliar el 2% de puestos de trabajos reservados para minusválidos que marca la ley?

J.L.R Zapatero: “Una de las tareas que más me apasionan, convertir a España en un país que sea ejemplo en integrar y dar oportunidades, y posibilidades a todos los ciudadanos, independientemente de sus circunstancias”. “Afortunadamente cada vez hay mayores personas con discapacidad que se incorporan al trabajo. La evolución es positiva, nos queda mucho por andar...”

Inevitablemente me viene a la cabeza el proyecto de ley sobre el Aborto, o lo que se empeñan en disfrazar bajo el término “Interrupción Voluntaria del Emabarazo”, me explico:

El vigente Código Penal en su artículo 417 bis apartado 3º establece, entre otras circunstancias, que no será punible el aborto cuando "Se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas, siempre que el aborto se practique dentro de las veintidós primeras semanas (5 meses y medio) de gestación...”.

Debe de ser que esto les parece poco, dado que entre sus políticas de Igualdad exhiben la reforma de la ley sobre el aborto, cuyo objetivo es reconocer el aborto como un “derecho inalienable de las mujeres a la libre elección” (Soledad Cabezón, Secretaria de Políticas de Igualdad), o sea, reconocer como derecho un acto que va contra el derecho fundamental a la vida de todos (nacidos o no-nacidos). Así el panorama, ¿dónde quedan las oportunidades de las que habla J.L. Rodríguez Zapatero?

El Presidente nos pide un gran acto de fe, pero, ¿cómo creerle si por una parte dice que le apasiona dar oportunidades a todos con independencia de sus circunstancias (entiendo que habla de los nacidos con minusvalías o no nacidos con minusvalía), y por otra, da marco legal al asesinato de los especialmente desfavorecidos? ¿Cómo es posible que bajo la bandera del derecho demos cabida a un asesinato? No deberíamos confundir entre legal y justo, ¿es justo privar de la vida?

Sólo pretendo hacer una reflexión, puesto que es un tema amplio y complicado. No nos dejemos anestesiar con palabras y pretendidos argumentos, porque se trata del derecho a la vida y no del derecho a matar, y porque a todos nos dieron la oportunidad de nacer.

Mª Ángeles

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Más incómoda fue la pregunta que le hicieron al Presidente sobre si creía o no que hubiera vida en un embrión. ¿Qué fue lo que Zapatero contestó? "El debate no se plantea ahí, sino en los derechos de la mujer". ¿Tiene o no derecho la mujer a decidir sobre lo que quiere hacer? Y no hubo modo de sacarle de ahí, pasemos a la siguiente pregunta...
El problema está claro: si afirmamos que hay vida en un embrión, el derecho a elegir de la mujer nos lo plantearíamos por encima del derecho a la vida. Ahí está la cuestión: hemos conseguido que el legislador decida qué es o no bueno, en función de lo que dice la ley, no de la naturaleza de las cosas. Dá igual que la ley conculque o no otro derecho anterior y principal; lo importante es que es ley y ante ella, todos al suelo. Y tanto que al suelo... ahí estamos ya, y a ver cómo nos vamos levantando!

Maria dijo...

Ante todo he de decir que no estoy a favor del aborto, pero también pienso que hay algunos niños que no se merecen venir al mundo porque sólo vienen a malvivir.
Cuando una adolescente, toxicómana, o cualquier mujer con falta de medios económicos se queda embarazada y su hijo no hace otra cosa mas que pasar hambre en esta vida piensas que en esos casos el aborto no estaría mal.


Pero bueno, quiero dejar claro que yo sería incapaz de abortar.

No sé si me he explicado bien, espero que se entienda el mensaje.

Mons dijo...

a todas las chicas que haceis el blog, FELICIDADES!! todavía no habia entrado nunca, y pienso (porque claro, yo además de ser muyjer, pienso... jejeje) por que no había entrado antes? el estres, el agobio de trabajo y la falta de tiempo... gracias por el blog!!!

MªÁngeles dijo...

El legislador no ha respetado el principio de la naturaleza de las cosas, ha olvidado que el Derecho debe perseguir la justicia, y ha confundido la legalidad con justicia, así que cualquier cosa nos podemos esperar, en el nombre de la legalidad.

Creo que no es discutible que en el embrión hay vida, parece que se escudan en el hecho de que no siente, acaso siente una persona que ha sido anestesiada ¿alguien se atrevería a decir que no está viva?

El Gobierno debería dedicar sus esfuerzos a crear instituciones que ayuden a la mujer embarazada, que ofrezcan soluciones en favor de la vida.

enquepensamoslasmujeres dijo...

Anónimo, muy de acuerdo con lo que dices.

María, la vida y la libertad son derechos inapelables del ser humano. No podemos decidir nosotros si otra persona debe nacer o no. Sí que es cierto que hay niños que lo pasan muy mal, y no sólo los que no tienen qué comer. La vida implica sufrimiento, pero también alegría, dejemos que los niños lo descubran por sí solos!

Mons, gracias por tu comentario!!