viernes, 16 de enero de 2009

Probablemente Dios sí existe, ¡disfruta del fin de semana!



A estas alturas, han corrido ya ríos de tinta sobre la campaña publicitaria en los autobuses cuyo lema es: "Probablemente Dios no existe, deja de preocuparte y disfruta de la vida", pero me gustaría hacer una breve aportación personal.

Como creyente, en un principio me ofendió la frase. Pero luego, reflexionándolo más, creo que es una campaña respetuosa y que plantea interrogantes. Está claro que los promotores del anuncio (un conocido profesor de Oxford, Richard Dawkins, que se declara ateo y darvinista) tienen la idea errónea que suelen tener los ateos de la religión y la ven como algo oscuro, restrictivo, lleno de prohibiciones y misterios sin resolver. Así, de hecho, lo defiende Albert Riba -presidente de la Unión de Ateos y Librepensadores-, que ha organizado la campaña en Barcelona: "el lema va dirigido a los ateos, agnósticos a quienes de forma habitual se nos amenza con castigos, infiernos, cremaciones eternas y otras torturas" (¿?).

Sin embargo, el "probablemente" que lleva la inscripción, abre la veda. Probablemente, quizás, a lo mejor Dios no existe. Pero… ¿y si existe?

La campaña puede dar lugar a que muchas personas se planteen interrogantes en su vida, y en una sociedad dirigida por los medios, por los discursos pre fabricados, por las series de televisión, por lo estandarizado y políticamente correcto, está bien que un cartel te lleve a pensar un poco. Y además, seguro que el cartelito de marras nos sirve a los cristianos de excusa para hablar un poco más de lo divino y lo humano.

Así que aprovecho mi turno: Para mí, creer en Dios es darle a la vida todo su sentido. Gracias a mi Fe soy más feliz e intento ser mejor cada día. Me llena de paz y alegría saber que tengo un Padre tan bueno velando por mí, y que aunque me duelan muchas cosas, Él me ayuda a seguir adelante.

Así que, internautas, le doy la vuelta al lema: Probablemente Dios existe, dejad de preocuparos, ¡y a disfrutar del fin de semana!

Lucía

7 comentarios:

Laura dijo...

Muy bueno!. Después de todo lo que estos días he leído al respecto, creo que es la crítica más constructiva escrita hasta ahora... ¿Para qué "rasgarse las vestiduras" acerca de algo que de otras maneras está ya presente en muchos ambientes? Mucho mejor aprovecharlo, dándole la vuelta. Gracias por estas ideas positivas!

Ana C. dijo...

Muy bien dicho Lucia, seguramente tu y yo, ya llevábamos disfrutando toda la vida, ha tenido que llegar un mandamiento publicitario para que la gente que no cree empiece o no, no se, a disfrutar de la suya!

Anónimo dijo...

Creo que es una forma de llamar la atención de que la vida es algo más. La campaña en sí me parece totalmente respetuosa por ese "probablemente" insertado en el lema. Yo personalmente no creo en Dios, pero sí respeto a quienes sí creen. Por eso pido el mismo respeto para mí por lo contrario. Y la manera de contraatacar con otra campaña que he escuchado de "Dios sí existe,..." es unívoca. No da opción a creer lo contrario. No creo en fundamentalismos, ni de un lado del pensamiento, ni del otro.

Un saludo, David.

Elisa dijo...

Hola David. Me alegra charlar con personas respetuosas como tú que, pensado de modo diverso, procuran ser ecuánimes... Pero me gustaría compartir algo contigo.
El hecho de que un grupo de ateos comiencen una campaña de este estilo cuando no ha habido ninguna otra previa atacándoles, dá la impresión más bien de tener necesidad de defenderse. Cosa curiosa, pues en esta sociedad en la que vivimos nadie ataca a los ateos o agonósticos -al revés-; yo cada vez tengo más la impresión de escuchar en mi ambiente frases tipo "yo soy agnóstico", dichas con "orgullo" y nadie suele decir nada al respecto, pues es una posición digna de respeto. En cambio, creo que puedes asentir si digo que es más frecuente verse atacado en esta sociedad por el hecho de ser creyente. Decir "yo soy creyente" sí suele suscitar al menos alguna "sonrisa", comentarios irónicos, cuanto no es fuente de críticas o marginación. En cambio no he visto que los creyentes hayan fletado una bus de "autodefensa". La iniciativa ha sido de los ateos. ¿De quién creen que deben defenderse? Suena más bien a complejo de inferioridad o inseguridad, que a necesidad de defenderse por ser atacados.
En segundo lugar, me gustaría comentar lo que señalas al final de tu post. Dices que afirmar "Dios sí existe" es unívoco y no dá opción a pensar lo contrario, y no estoy de acuerdo. Para un creyente, decir "Dios sí existe" es algo natural, una afirmación fruto de su fe. No necesita el "probablemente", justo porque tiene seguridad en eso que cree. A tí te ourrirá lo mismo con otras convcciones personales. Eso sí, puede haber irrespetuosidad en el modo, tono, etc de decirlo -y en eso te daría a razón- pero no en el hecho de afirmarlo. Por lo tanto no creo qu sea señal de fundamentalismo afirmarlo en un sentido o en otro. Cada uno afirma con seguridad si cree o si no cree y no pasa nada, así son las convicciones personales.
Muchas gracias de todos modos por tu reflexión.

Anónimo dijo...

Yo he tenido la mala pata de ser ateo cuando todo el mundo era católico y ser ahora creyente cuando la gente va presumiendo de ateo/agnóstico. He descubierto a Dios, ese tesoro tan desconocido.

Agarras a cien de estos agnósticos de ahora y les preguntas lo más fundamental sobre el debate de la existencia de Dios y 99 no saben qué contestar. El uno restante es alguien que ha pensado algo en el tema y puedes dialogar con él. Pero los otros son agnósticos, porque queda progre y queda guay. De la misma forma que antes todos eran católicos sin saber apenas cuatro generalidades del catolicismo.

En realidad, la religion de España es el borreguismo.

Anónimo dijo...

HOLA, QUIERO PARTICIPAR: NOSOTROS TAMBIEN TENEMOOS DERECHO A NO CREER, PARA MI DIOS ES UN MITO, PUES AUN NO SE PUEDE COMPROBAR SU EXISTENCIA.

PARA MI, LA IGLESIA NO ES MAS QUE UNA EMPRESA MULTINACIONAL, LA PRIMERA EMPRESA DE LA GLOBALIZACION, QUE COMENZANDO EN UUN PECEBRE Y UN BURRO, AHORA MANEJA ,000,000,000,000,000,...DE DINERO, ENTONCES ES ¿AMOR AL DINERO O AMOR A SU DIOS? PORQUE NO REPARTEN TODA SURIQUEZA ENTRE LOS POBRES, ACASO NO SE CONTRADICEN. CUANTO TE CUESTA UNA ORACION, UN PADRE NUESTRO, UNOS SANTOS OLEOS, UNA BENDICION, CUANTO LES CUESTA EL CIELO SEÑORES... YA BASTAAA! NO EXISTE LA VIRGEN DE GUADALUPE, SI JESUS EXISTIO, FUE UN ACTIVISTA QUE LO ACRIBILLO LA DELINCUENCIA ORGANIZADA LLAMADA IGLESIA. SOY MEXICANO Y AQUI HABEMOS MUCHOS MUCHOS QUE TENEMOS DERECHO A NO CREER Y CAMNAR LIBRES CON LA FRENTE EN ALTO Y PODER MIRAR A LOS OJOS PORQUE NOSOTROS NO NECESITAMOS ALUCINAR PARA PODER HACER EL BIEN.
QUIERO PARTICIPAR, YA SOMOS VARIOS EN 19 ESTADOS DE LA REPUBLICA.

AQUI DEJO MI MAIL EN MEXICO TAMBIEN HABEMOS GENTE CONCIENTE Y DE CON CIENCIA... SI ALGUIN ME QUIERE DEBATIR, ADELANTE ESTOY A SUS ORDENES QUIZA SOY EL ULTIMO EMPERADOR DE MEXICO Y NO CREEMOS EN LA CORONA

Elisa dijo...

Hola "anónimo", porque me gustaría llamarle por su nombre... Y le trato de "ud" porque en Mexico se tratan así, ¿verdad?.
Siento si se ha sentido herido, pero creo que nadie le niega el derecho a no creer, pues eso es algo completamente libre, ¡interior!, y nadie puede robarle su libertad.
En su comentario hace afirmaciones variadas sobre Dios, la Iglesia...que sería ahora muy largo poder debatir en un blog como este. Me parece que algunos de sus comentarios quizás responden a una experiencia personal ciertamente dura, por la que ud ha sacado esas conclusiones. Desde luego que no todos en la Iglesia actúan con cordura y también en la Iglesia hay que pedir perdón por los errores cometidos. Pero ¿acaso ud y yo no los cometemos, cada día, y debemos pedir perdón por ellos?. Desde luego yo me considero bastante imperfecta, pero no por ello cargo a la Iglesia con mis errores personales, por mucho que forme parte de ella. A la vez, sería injusto no reconocer tantos aciertos y realidades hermosas que están ahí, y que ni ud y yo podemos negar. Unas conducen a unos a creer y otras a otros a la incredulidad: es el misterio de la condición humana!.
Pero también percibo cierta ironía dirigida a quienes creemos, por la que señala que "alucinamos", o que pensamos que quienes no creen no pueden hacer el bien, y eso lamentablemente tengo que decirle que no es así. ¡Todos podemos hacer el bien: creyentes y no creyentes!, como todos podemos hacer el mal. Pero los creyentes no "alucinamos", sino que experiementamos una realidad que quienes no tienen fe no viven del mismo modo, y también para ella pedimos respeto.
Efectivamente la existencia de Dios no es algo comprobable por la razón, pero eso no niega su realidad. Ud mismo puede confirmar que hay realidades en este mundo de las que no se encuentra una explicación racional(el sentido del dolor, de la enfermedad, de la muerte, de tantas injusticias...) y no por ello podemos negar su existencia.
Creo que cada uno busca cuanto desea y necesita las respuestas a esas cuestiones vitales. En esa búsqueda no todos logramos encontrar respuestas -y eso es misterioso- pero de ellas depende buena parte de la felicidad o infelicidad personal.
Suerte con su búsqueda personal!, también yo estoy empeñada en la mía...