domingo, 11 de enero de 2009

Un lunes diferente

Este mail que me han mandado me ha hecho sonreír, ¡una buena solución para la depre post navideña!

"Lunes. 7 de la mañana. Suena el despertador. Horror.

Da igual que estemos en crisis, cuando llega el viernes a todos nos entra una especie de alegría contagiosa que no se puede comparar con nada. Sólo hay que ver facebook para darse cuenta de que eso es así. Mensajes como "¡Por fin es viernes!" invaden las actualizaciones de estado y los lunes o el domingo por la noche aparecen otros como "Algún alma caritativa quiere ir a currar por mi???" (cito textualmente).

¡¡Familia!! Los días de labor no tienen porque ser tristes. Propongo una solución un tanto frívola para ir a trabajar con ilusión. En muchas empresas te dejan ir a trabajar de sport los viernes. Yo sugiero ir a trabajar de fiesta los lunes. No estoy hablando de ir de boda pero sí de esmerarse en el vestir y, en el caso de las mujeres, en el maquillaje. Acostarse el domingo a una hora prudente y levantarse el lunes temprano para ponernos guapísimos y utilizar colonia. Reconozcamos que los piropos alegran a cualquiera.

¡¡Mujeres!! Utilizar una buena barra de labios los lunes, a poder ser roja, rizaros las pestañas y poner un buen colorete en las mejillas, peinaros con ilusión y... taconazo para empezar con buen paso la semana. Otras recomendaciones: Gastar una sonrisa de oreja a oreja durante todo el día y pensar que los lunes el/la jefe/a no es un/a cafre... es estupendo/a y encantador/a.
¡Ánimo! ¡Hoy puede ser un gran día!"






2 comentarios:

Bea dijo...

jajaja... es una buena idea, porque yo hago justo al revés: me acuesto tardísimo viendo una plei, me levanto justita para ir a trabajar, y cuando me miro en el espejo del ascensor de la oficina... SOCORRO, SOY YO? El próximo lunes, de gala!

Elisa dijo...

Muy bueno, Bea!: me siento bastante identificada... pero es verdad que arreglarse sube mucho la tensión aunque suponga esfuerzo!. Esta mañana de hecho iba por la calle a la Oficina (3º en Valencia) y he visto a una chica que iba al work tan mona que he tenido una envidia... y me he dicho: mañana tú igual. A ver si lo consigo!